Salud

Cuidar la piel es también cuidar los lunares

Por: - 24 de noviembre de 2016

Te enseñamos a qué tipo de lunares prestar atención y te mostramos los mejores protectores solares para proteger tu piel, gracias a Cruz Verde.

70 compartidos

Se acerca el verano y comienza una mayor exposición de nuestra piel al sol, y con esto la aparición de manchas, pecas y lunares en la piel.

Una persona puede tener entre diez y cuarenta lunares en el cuerpo, de distintos tamaños, colores y formas, muchas veces son todos inofensivos, pero algunos pueden llegar a ser peligrosos. Detrás de un lunar puede existir incluso un cáncer, por lo que es importante que te preocupes de revisarlos.

Aquí te ayudamos a reconocer en cuáles debes prestar más atención, siguiendo la regla del ABCDE: asimetría, bordes, color, diámetro y evolución.

A: lunares asimétricos, cuando las dos mitades del lunar no son iguales, la mayoría de los lunares benignos son redondos.

B: lunares de bordes irregulares, si los bordes no están bien definidos y no puedes saber con exactitud dónde empieza y dónde termina.

C: lunares de color disparejo, es decir cuando el lunar presenta más de un color.

D: lunares de un diámetro mayor a 6 milímetros, cuando un lunar mide más de 6 milímetros o ha crecido desde la revisión anterior.

E: de evolución, que hayan crecido, cambiado su forma o color, que generen picazón, dolor o sangramiento. Cuando el lunar se inflama, pica, duele o sangra o si aparece de forma brusca y se pone de color negro.

Lo más importante es no excederse con el sol, preocuparse de usar en forma correcta un buen protector solar, evitar las horas del día en las que está más fuerte y estar atento a cualquier cambio que presenten.

Los mejores protectores solares están en Cruz Verde y hay para todo tipo de pieles, rostro y cuerpo.

dermosolares-farmacias-cruz-verde

Artículos Relacionados

Déjanos tu comentario