Vida Paula

Por qué la compasión es fundamental en la pareja

Por: - 14 de Febrero de 2017

La compasión es una actitud poderosa, que no depende de unas creencias religiosas, sino que está relacionada con el optimismo y con contemplar la vida de un modo más saludable para nosotros y para quienes nos rodean, dice una experta.

34 compartidos

La consultora y profesora de escuelas de negocio Pilar Jericó es una de las mejores analistas españolas de temas emergentes en la gestión de organizaciones, abordando temas como el miedo en los entornos laborales, la gestión del talento, el liderazgo, el desarrollo personal a través del trabajo, el compromiso, la colaboración en entornos de trabajo y el poder y la influencia.

Con el dominio de estas temáticas temas no es raro que aborde temas de relaciones de pareja y para esta fecha en la que se celebra el amor, escribió una columna para El País que tiene como centro la “compasión” y parte así:

“Tu pareja no encuentra las llaves y a ti no te deja indiferente su constante despiste. Tienes varias opciones: una es hacerle algún reproche de un modo más o menos velado y otra es comprender que está apurado y ayudar a encontrarlas sin echarle nada en cara. Cuando actúas del segundo modo, estás siendo compasivo con él o con ella”.

¿Quién no ha vivido una situación así en pareja?

“La compasión es precisamente la actitud que permite que una pareja tenga una convivencia saludable y feliz a lo largo del tiempo, según el estudio realizado en 1.500 parejas en Estados Unidos y que ha recogido un especial de la revista Time de este mes sobre la ciencia del matrimonio”, explica Jericó.

“La compasión es una actitud poderosa, que no depende de unas creencias religiosas, sino que está relacionada con el optimismo y con contemplar la vida de un modo más saludable para nosotros y para quienes nos rodean”.

¿Cómo ser más compasivo con tu pareja? Jericó sugiere estos tips:

1. Comprende y ayúdalo:

No se trata de sólo empatizar o decir “cuánto lo siento”, además es actuar.  Por ejemplo: Si te molesta su desorden, dale alguna clave que a ti te haya servido.

2. Ver más allá:

“Cuando actúa molesto o molesta por algo que tú has hecho, piensa qué es lo que realmente le duele. Casi siempre suele ser una interpretación de falta de cariño, abandono o cualquier otra cosa, que no sabe expresar y que lo hace a través de reproches o comentarios poco afortunados. Si te quedas en las palabras, poco margen de maniobra tienes. Si ves qué es lo que hay de fondo, serás más compasivo y podrás resolver la situación”.

3. Aprovechar la calma:

Una vez pasada una pelea, cuando los ánimos vuelven a su lugar, tener una conversación calmada ayuda a ir al fondo de los problemas.

4. No reaccionar mal a la primera

Descubre cuál es tu fórmula para no explotar. Contar, caminar, salir físicamente del lugar de la pelea, respirar profundo… el método que sea pero que te ayude a controlar tus impulsos, ya que así, salen pésimas palabras y se pierde el foco de la discusión.

Para mas tips sigue leyendo aquí. 

Artículos Relacionados

Déjanos tu comentario